¿Qué es la esterilidad?

La esterilidad es la incapacidad de conseguir el embarazo después de 12 meses de relaciones sexuales sin protección.

¿Qué es la infertilidad?

La infertilidad es la incapacidad de llevar un embarazo a término con el consiguiente parto.

¿Cuándo tengo que consultar al especialista si no me quedo embarazada?

Si usted no se ha quedado embarazada después de 6 meses a 1 año de relaciones sexuales no protegidas debe consultar al especialista. La edad de la mujer juega un papel determinante en esta cuestión. Es muy importante saber que la fertilidad de la mujer empieza a descender a partir de 35 años.

¿Es frecuente la esterilidad/infertilidad?

Estudios recientes en los países occidentales estiman que este problema afecta al 15%-20% de las parejas.

¿La esterilidad afecta a la mujer y al hombre?

Sí, así es. La esterilidad afecta por igual al hombre y a la mujer. En el 25% de los casos de esterilidad habrá más de un factor que contribuye en la esterilidad de la pareja. Aproximadamente en el 15% de los casos no se puede identificar una causa de la esterilidad y se califican como esterilidad de causa desconocida.

¿Qué posibilidades de éxito tenemos si recurrimos a las técnicas de reproducción asistida?

Con los avances tecnológicos, sobre todo la disponibilidad de la fecundación in vitro, gran número de parejas estériles es capaz de tener descendencia. El porcentaje de éxito depende de muchos factores: edad de la mujer, la historia de la esterilidad, el diagnóstico, la técnica indicada, el tratamiento que se va a usar, etc. Nuestros especialistas analizarán con ustedes su caso particular.

¿A qué riesgo nos sometemos con las técnicas de reproducción asistida?

Tanto la medicación como los procedimientos requeridos para las técnicas de reproducción asistida raramente se asocian con complicaciones. Sin embargo, algunos problemas pueden ocurrir: hiperestimulación ovárica, gestación múltiple… Nuestros especialistas tratarán con ustedes estos riesgos y lo que se puede hacer para minimizarlos.

¿Los niños nacidos con las técnicas de reproducción asistida tienen más riesgo de tener malformaciones?

Los estudios de seguimiento, a nivel mundial, de los niños nacidos con estas técnicas han demostrado que prácticamente tienen el mismo riesgo que la población general. Sin embargo, algunas formas de esterilidad masculina severa, donde se recurre a la técnica de ICSI, existe la posibilidad de transmitir algún defecto genético a los hijos. De allí viene la importancia de realizar algunos estudios especiales a estos varones antes de realizar la técnica.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano o VPH?

Es un virus que se transmite mediante el contacto sexual y cuya infección es causa del cáncer de cuello de útero (cérvix), vagina, vulva y ano entre otros.

¿Es muy frecuente tener la infección por VPH?

Se estima que entre el 10-15% de las mujeres fértiles en el mundo están infectadas por este virus, del que existen más de 120 tipos distintos.

¿Qué síntomas produce la infección?

La infección pasa desapercibida por la paciente al no causar ningún síntoma.

Entonces, ¿cómo puedo saber si estoy infectada?

En la mayoría de las personas infectadas, el sistema inmunitario combate la infección haciendo desaparecer el virus a lo largo de los dos años siguientes al contagio. En los casos en los que la infección persiste, este virus causa lesiones en las células del tracto genital inferior (cérvix, vagina, vulva), las cuales pueden ser detectadas mediante la citología cervicovaginal.

¿Estas lesiones en las células pueden evolucionar a un cáncer de cérvix?

Sí, pero existen 2 tipos de lesiones: L-SIL o lesiones de bajo grado en las que, en la mayoría de los casos, el sistema inmunitario es capaz de combatir la infección y curar las lesiones, y H-SIL o lesiones de alto grado, en las que es necesario la extirpación de la zona del cérvix dañada para evitar su progresión a cáncer, lo que se denomina conización cervical.

¿Cada cuánto tiempo debo acudir para la realización de una citología?

La realización de citologías cada 3-5 años en todas las mujeres sexualmente activas ha demostrado su eficacia en la detección precoz del cáncer de cuello de útero.

¿Se puede prevenir la infección por el VPH y, así también el cáncer de cérvix?

Hoy en día, existen en el mercado dos vacunas contra los tipos más agresivos de VPH. El Sistema Nacional de Salud está vacunando de forma gratuita a las adolescentes de 11-14 años, con lo que se pretende prevenir más del 70% de los cánceres causados por este virus.

Tengo 38 años y estoy embarazada de 11 semanas, ¿tengo que hacerme la amniocentesis?

No es siempre necesario. Actualmente el hecho de tener más de 35 años no es indicación de amniocentesis. Se puede realizar el cribado combinado de primer trimestre y sólo si éste es de alto riesgo realizar una técnica invasiva.
Nosotros habitualmente indicamos una biopsia corial dado que se puede realizar de forma más precoz y de esta forma disponemos antes de los resultados, con el mismo riesgo de complicaciones que la amniocentesis.

Me han realizado hoy el screening de síndrome de Down y me han dicho que tengo que hacerme una amniocentesis a las 16 semanas. ¿No se puede realizar otra prueba antes?

Sí, podemos realizar una biopsia corial a las 12-13 semanas y tendríamos un resultado provisional en 48-72 horas. Si no queremos realizar ninguna técnica invasiva para evitar sus complicaciones, se podría hacer una prueba en sangre materna que nos permitiría saber si su hijo tiene síndrome de Down en una semana.

Estoy embarazada de 30 semanas y en la eco han visto que el bebé es más pequeño de lo que le corresponde. ¿Puede ocurrirle algo? ¿Cómo sé que se encuentra bien?

Normalmente los niños pequeños son niños sanos y sin ningún problema. Para que un bebé se considere que tiene un crecimiento anómalo debe tener un peso estimado menor al percentil 10. De todas formas, aunque esté por debajo de este percentil podemos controlar que se encuentre bien mediante la ecografía Doppler y la monitorización de los latidos del corazón fetal. Si estas pruebas son normales podemos esperar y conseguir que el embarazo llegue a término.

Estoy embarazada de 18 semanas y muy preocupada porque mi hijo pequeño tiene un riñón que no le funciona. Cuando estaba de 34 semanas le vieron un problema en el riñón que al final perdió. ¿Puede repetirse? ¿No se puede ver antes?

Normalmente cualquier problema fetal no suele repetirse en los embarazos siguientes, por lo que debe estar tranquila. No obstante la realización de una ecografía de malformaciones fetales sobre la semana 20, con ecógrafos de alta resolución y ecografista experto en este tipo de ecografía, permite ver la mayoría de las anomalías fetales que podrían dejar secuelas al nacimiento o a lo largo de la infancia.

Me han hecho la eco 20 y me han dicho que el niño tiene tres quistes en el cerebro, en el plexo coroideo derecho pone en el informe, ¿es grave? . Estoy muy asustada.

Los quistes de plexos coroideos no tienen importancia independientemente del número o su tamaño. Aunque se puede asociar a el síndrome de Edwards (trisomía 18), es bastante excepcional. Habría que realizar una ecografía detallada del cerebro y del resto del feto para descartar otras malformaciones, y si no se encuentran podemos estar bastante tranquilos, desaparecerán y no dejarán secuela.

Me tengo que hacer una biopsia corial por un alto riesgo en el triple screening, ¿qué riesgo tiene?, ¿me espero mejor a una amniocentesis?

La biopsia corial al ser una técnica invasiva tiene ciertos riesgos como los sangrados, pérdida de líquido y como más grave el aborto. Este riesgo se ha cifrado clásicamente en un 1%, pero la mayoría de estos embarazos hubieran terminado en un aborto por el problema ya existente y por el cual se indica una técnica invasiva. Realmente este riesgo, en manos expertas, es menor y los últimos estudios lo sitúan en un 0.2-0.3%. La amniocentesis tiene una cifra de pérdidas fetales similares, por lo que es preferible realizar una biopsia corial, ya que se realiza dos o tres semanas antes y sabremos de forma precoz si su hijo tiene alguna alteración cromosómica.

¿Qué es el test prenatal no invasivo y para qué sirve?

El test prenatal no invasivo (TPNI) es una prueba en la que se estudia la presencia de ADN fetal en la sangre materna. Este ADN en sangre materna va a tener un contenido diferente en función de si el niñ@ tiene un número de cromosomas normales o estos cromosomas están alterados. Mediante complejos análisis de laboratorio e informáticos nos permite determinar la presencia o ausencia de una cromosomopatía. Este tipo de prueba no es diagnóstica al 100% pero sí nos permite confirmar o descartar un síndrome de Down en más del 99% de los casos. En caso de que saliera un alto riesgo habría que confirmarlo mediante una técnica invasiva, sabiendo que en más del 99% de los casos tendría un síndrome de Down, al contrario que cuando realizamos una prueba invasiva por alto riesgo en el cribado del primer trimestre , en el que la mayoría de las ocasiones estamos sometiendo a un riesgo a un feto que es normal.

¿Qué es un folículo?

Es una estructura formada por el óvulo y una serie de células que le rodean preparadas para producir hormonas. Es la unidad funcional del ovario.

¿Qué es la reserva ovárica? Y ¿por qué se le da mucha importancia?

Es la cantidad de óvulos que contienen los ovarios de una mujer. Todas las mujeres nacen con un número determinado de óvulos y se van perdiendo, por distintos mecanismos fisiológicos, a lo largo de su vida. La fertilidad de cualquier mujer depende de la reserva ovárica, por tanto, su fertilidad disminuye fisiológicamente con la edad al ir disminuyendo la reserva ovárica.

¿Cómo se puede medir la reserva ovárica?

La reserva ovárica se puede medir de distintas formas, pero las más exactas son dos: Recuento de Folículos Antrales (RFA) mediante ecografía vaginal, y la Hormona Antimulleriana (HAM) que es una analítica de sangre.

¿Qué es la receptividad endometrial? ¿de qué depende? y ¿cómo se puede medir?

Es una condición imprescindible del endometrio (parte interna del útero) para que permita la nidación del embrión en su seno. La receptividad depende, principalmente, de un equilibrio hormonal muy preciso. También la flora bacteriana saprófita juega un papel importante. Existen varias pruebas para medir la receptividad endomerial como el grosor endometrial medido por ecografía y el nivel de hormonas, sobre todo el estradiol y la progesterona. Recientemente se desarrolló una prueba que mide la expresión de los genes de receptividad en el endometrio (ERA).

¿Qué es la preservación de fertilidad?

La preservación de fertilidad es toda técnica que tiene como objetivo posponer y/o evitar la pérdida de la capacidad reproductiva de una persona. Se puede aplicar tanto a varones como a mujeres. Sin embargo adquiere más importancia en las mujeres porque la capacidad reproductiva de las mujeres disminuye, fisiológicamente, mas drásticamente con la edad.

¿Cuáles son las indicaciones para la preservación de fertilidad?

Las indicaciones pueden ser médicas o sociales. Las personas que sufren enfermedades que requieren tratamiento médico (radioterapia, quimioterapia, inmunosupresión, etc.) o tratamiento quirúrgico sobre las gónadas (ovarios y testículos) que puede afectar a su capacidad reproductiva deben ser informadas de la posibilidad de preservar su fertilidad antes de iniciar el tratamiento. Por otro lado, las indicaciones sociales afectan más al colectivo femenino ya que la fertilidad de la mujer, fisiológicamente, disminuye con la edad y en la sociedad en que vivimos las mujeres buscan su primer embarazo cada vez mas tardíamente, hasta tal punto que en algunos casos ya es demasiado tarde. Así, con la preservación de fertilidad, las mujeres pueden posponer la maternidad el tiempo que deseen.

¿Con qué edad se aconseja a las mujeres que recurran a la preservación de fertilidad?

Sencillamente es cuando tengan muy buena reserva ovárica y muy buena calidad de sus óvulos y eso es así entre los 18 y 30 años de edad.

¿En qué consiste la preservación de fertilidad?

En el varón consiste en congelar varias muestras de semen antes de ser sometido a tratamiento.
Y en la mujer se puede realizar varias técnicas en función de su edad, su situación, y la indicación de la preservación: médica o social. Pero en general se puede hacer:

  • Vitrificación (congelación) de óvulos, la técnica más indicada y más practicada.
  • Vitrificación (congelación) de embriones. Para eso necesariamente tiene que tener pareja masculina.
  • Congelación de corteza ovárica. Esta técnica se reserva sobre todo para mujeres muy jóvenes, incluso antes de la pubertad, y cuando se realiza la preservación por indicaciones médicas.

Solicita una cita previa o información personalizada