En Clínica Rubal disponemos de los medios humanos y técnicos para ofrecerle los cuidados necesarios para llevar correctamente tu embarazo así como los más avanzados diagnósticos en medicina fetal. Con el afán de mejora y para ofrecer la mejor asistencia posible a nuestras pacientes, además de modernizar nuestras instalaciones, hemos incorporado los más avanzados equipos ecográficos, así como las últimas técnicas de diagnóstico prenatal.

Todo el proceso, desde el estudio y el diagnóstico hasta finalizar el tratamiento, se realiza en nuestras instalaciones.

Screening o Cribado combinado de cromosomopatías del primer trimestre

Es una prueba no diagnóstica que nos permite determinar el riesgo de que el feto presente alguna de las alteraciones cromosómicas más frecuentes como el síndrome de Down (trisomía 21) o el síndrome de Edwards (trisomía 18).
Este riesgo se calcula mediante la realización de una ecografía avanzada para la valoración de marcadores ecográficos fetales combinado con otros parámetros en sangre materna y con otros datos de la madre, como su edad.
La prueba se realiza entre las semanas 11 y 13 y los profesionales que la practican están acreditados por la Fetal Medicine Foundation, entidad internacional que desarrolló dicha técnica..

Screening o Cribado combinado de cromosomopatías del primer trimestre

Test prenatal no invasivo en sangre materna

Mediante esta técnica podemos determinar si el feto puede padecer una alteración cromosómica como el síndrome de Down con una simple extracción de sangre, evitando así los riesgos asociados a técnicas invasivas como la amniocentesis.
Con el análisis de ADN fetal en sangre materna, además del síndrome de Down, también podemos determinar el sexo fetal y anomalías de los cromosomas sexuales, así como anomalías en los cromosomas 9, 13, 16 y 18, o síndromes asociados a microdeleciones.
Actualmente colaboramos con laboratorios con gran experiencia y que realizan este estudio en España, permitiéndonos disponer de un resultado en una semana y evitando los problemas asociados al transporte de las muestras al extranjero.
Está indicado en aquellos casos en los que la gestante tenga un riesgo elevado de tener un hijo con una cromosomopatía (alteración cromosómica), bien porque el cribado combinado de primer trimestre lo haya indicado o bien por antecedentes previos.

Test prenatal no invasivo en sangre materna

Diagnóstico prenatal invasivo

Mediante la realización de una biopsia corial o una amniocentesis se puede realizar un estudio completo de los cromosomas fetales. De esta forma podemos diagnosticar si el feto presenta alguna alteración cromosómica (por ejemplo, el síndrome de Down)
La biopsia corial consiste en la punción de la placenta por vía transabdominal y extracción de vellosidades coriales que nos permiten analizar los cromosomas fetales y realizar un cariotipo completo. Esta técnica se realiza sobre la semana 12-13 de gestación.
La amniocentesis es una técnica similar pero en la que se extrae líquido amniótico que, tras el cultivo de las células fetales presentes en el mismo, nos permite realizar un cariotipo fetal. Se realiza sobre la semana 16 de embarazo aunque se puede hacer en cualquier momento de la gestación.
La principal indicación de las técnicas invasivas y estudio del cariotipo es el riesgo de cromosomopatía (alteración cromosómica) fetal. En el caso de observarse alguna anomalía ecográfica fetal estaría indicado la realización de técnicas más avanzadas de diagnóstico prenatal como el arrayCGH o cariotipo genético que nos permite diagnosticar más de 200 síndromes genéticos que pasarían desapercibidos con las técnicas convencionales.

Diagnóstico prenatal invasivo

Ecografía de alta resolución para determinación de anomalías fetales

La ecografía de alta resolución nos permite obtener imágenes de gran definición y diagnosticar la mayoría de anomalías morfológicas fetales. Se realiza sobre la semana 20-21 de gestación.
En nuestro centro disponemos de los mejores equipos ecográficos y de personal experimentado en diagnóstico prenatal que le va a orientar sobre el pronóstico y seguimiento necesario en caso de que se presente alguna malformación.

Ecografía de alta resolución

Ecocardiografía fetal

En algunos casos es necesario un estudio detallado del corazón del feto, bien por hallazgos fetales, bien por patología materna como la diabetes. La ecocardiografía se puede realizar de forma precoz a partir de la semana 14-16 en casos indicados.
Con la utilización de determinadas aplicaciones ecográficas disponibles en nuestros equipos podemos ampliar este estudio para detectar patologías que afecten a los vasos sanguíneos fetales.

Ecocardiografía fetal

Estudio Doppler avanzado

La ecografía Doppler permite valorar los flujos sanguíneos placentarios y fetales y determinar si el aporte de oxígeno que llega al feto es el adecuado. Esto es imprescindible en determinadas patologías que complican el embarazo como el retraso de crecimiento fetal, gestaciones gemelares monocoriales o hipertensión materna.

Estudio Doppler avanzado

Ecografía 4D-5D con tecnología HDlive

Con la ecografía 4D-5D podemos observar las características faciales fetales y ver dentro del útero cómo será el feto al nacimiento, lo que ayuda a establecer el vínculo entre los padres y su bebé. Esta ecografía podrá verla cuantas veces desee ya que le facilitamos imágenes impresas y la grabación de la misma. La tecnología HDlive es la más avanzada en ecografía 4D, mejorando el realismo de las imágenes fetales, parecidas a las obtenidas con una cámara dentro del útero. Además, en manos expertas y con procesamiento adecuado de las imágenes, nos permite estudiar determinadas estructuras que no son visibles con la técnica convencional 2D o confirmar la presencia de malformaciones fetales como el labio leporino, pie equino-varo o tumoraciones fetales. En Clínica Rubal, esta ecografía es realizada siempre por un ginecólogo acreditado para este tipo de ecografía: el único profesional capaz de diagnosticar posibles anomalías en el feto.

Ecografía 4D con tecnología HDlive

Monitorización Electrónica Fetal

Recientemente incorporada a nuestra cartera de servicio para garantizar el bienestar fetal hasta el parto. Se llama también Cardiotocografía basal.
Es una forma más para evaluar el bienestar fetal, sobre todo, al final del embarazo y antes del parto.
Consiste en la evaluación de la frecuencia cardíaca fetal, y sus variaciones, en relación con los movimientos fetales y las contracciones uterinas usando un aparato electrónico llamado Cardiotocógrafo.

Monitorización Electrónica Fetal

Solicita una cita previa o información personalizada